Nuevamente, en una demostración autoritaria y antidemocrática, el Congreso del Estado sucumbió ante la presión del gobernador, Jaime Bonilla.

PBC en contra de que gobernador designe suplentes de presidentes municipales


Nuevamente, en una demostración autoritaria y antidemocrática, el Congreso del Estado sucumbió ante la presión del gobernador, Jaime Bonilla, para cumplirle su nuevo capricho que le permitirá designar a los suplentes de presidentes municipales, regidores y síndicos procuradores de aquellos funcionarios que se separen de su cargo por más de 30 días.


A pocas semanas de que el arranque el proceso electoral 2021, esta medida es una mancha más para la gestión inicial de Morena en Baja California, que al igual que en el resto del país prometió un cambio. Sin embargo, solo queda demostrado la insaciable sed de poder.


Lamentamos que de nueva cuenta, el Congreso del Estado, en su mayoría de Morena, se vuelva a prestar para estos hechos bochornos y sea solo un instrumento más del poder ejecutivo. En una democracia sana, el poder legislativo, ejecutivo y judicial deben mantener un balance para que no exista ningún tipo de atropello.


De la misma manera en que el Congreso ha resuelto de manera expedita cualquier iniciativa en pro de los intereses del gobernador, los exhortamos a legislar en beneficio de los bajacalifornianos y las carencias que los aquejan y se agravian en tiempos de pandemia.


Por ello, en el Partido de Baja California (PBC) estamos rotundamente en contra de esta nueva reforma al artículo 42 de la Ley del Régimen Municipal del estado, del actuar y formas del Congreso que realiza estas modificaciones a destiempo y sin previo aviso a los legisladores de oposición y exhortamos a la población a que exija cuentas y resultados de sus representantes.



Regresar a Noticias